La afición de Benidorm volvía al Palau d’Esports con muchas ganas de volver a ver a su equipo y pudieron disfrutar de una gran victoria.

El encuentro comenzó muy igualado sin apenas errores en ninguno de los dos bandos con un Cangas enchufado y consciente de la necesidad de sacar algo positivo de su viaje a Benidorm. Así fue durante los primeros 20 minutos en los que predominaban las pequeñas diferencias de uno y dos goles por parte del equipo visitante, pero las rotaciones empezaban a favorecer a los benidormenses que daban la vuelta al marcador en el minuto 24 algo que pareció no sentar bien al equipo gallego, que bajaron la intensidad defensiva y fallaban lanzamientos en ataque, con lo que se llegaba al descanso con un 14-10.

En la segunda parte el guión fue diferente, el equipo local desplegaba un juego rápido sin apenas errores y acompañados por la portería, algo que no supieron contrarrestar los de Cangas que veían como las diferencias en el marcador cada vez eran mas amplias, llegando al final con un resultado de 32-23.

Victoria que aleja ya prácticamente al TM Benidorm del peligro de pelear por el descenso y le da tranquilidad para poder pensar en seguir sumando y acercarse a los puestos de arriba.

La próxima jornada el equipo alicantino viaja a la pista del Bada Huesca mientras que el Frigoríficos del Morrazo tendrá otro partido a “vida o muerte” en O Gatañal frente al Viveros Herol Balonmano Nava

FICHA TÉCNICA:

32 -TM Benidorm (14+18): Witkowski; Ramiro Martínez (6, 1p), Vujovic (2), Sempere (2), Vainstein (4), Moscariello (3) y Durovic; -Oliver, Zhukov (1), De Angelis (2), Barceló (3), Leo Alonso (2), Roca (5), Nacho Valles (1p), Lautaro Robledo (1).

23 – Frigoríficos del Morrazo (10+13): Elcio Carvalho; Dorado (4), Quintas (4), Santi López (3), Brais González (5), Hansen (1) y Jenilson Varela (3); Fodorean (1), Martín Gayo (2), Toth, Iglesias y Mendonça.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la décimo octava jornada de la Liga Plenitude Asobal disputado en el Palau d’Esports L’Illa de Benidorm ante 700 espectadores