El Balonmano Benidorm celebraba en el día de ayer una asamblea extraordinaria para informar y presentar a sus socios la situación económica actualizada de la entidad, así como para solicitar, en su caso, la aprobación de estos para que la entidad pueda suscribir operaciones de crédito en caso de resultar necesario.

En una asamblea a la que acudieron más de 20 socios, se informó de cómo se recogía el club económicamente el pasado 2 de julio cuando la nueva Junta Directiva tomaba posesión.

También se desarrollaba detalladamente las partidas de gastos e ingresos para la presente temporada teniendo en cuenta la profesionalización de la Liga “Asobal” y las dificultades que este proceso conlleva.

Las principales conclusiones pasan por ir reduciendo la deuda heredada a largo plazo, ya que se estima que con los ingresos previstos se podrán cubrir los gastos comprometidos, pero que cualquier modificación incrementaría el déficit acumulado y pondría en peligro el flujo de caja y la entidad se vería obligada a negociar o solicitar algún anticipo bancario que era aprobado por la unanimidad de la asamblea.

De la misma forma se hizo saber la necesidad de buscar más patrocinadores para buscar la eficiencia de la gestión y que los ingresos y gastos hagan compatible la voluntad de la Directiva de tener un club saneado económicamente.