No pudo ser y se sigue sin romperse el maleficio en el pabellón de los deportes de la Rioja donde el TM Benidorm recibe una nueva derrota por 27-22.

Pese a un arranque que podía hacer prometer que el TM Benidorm al fin podría ganar en su campo maldito, no fue así y aunque a los pocos minutos dominaba el marcador no pudo aguantar la ventaja para disputar al final los 2 puntos en el partido. La defensa abierta propuesta por Fernando Latorre pillo por sorpresa a un Balonmano La rioja que no supo afinar su ataque y donde los Alicantinos aprovechaban para abrir distancia 3-6 en el minuto 10. Poco duro la alegría ya que los riojanos fueron poco a poco dando la vuelta al marcador y hacer mucho daño en lo anímico colocando el 14-10. Gracias a un Gran Roberto en portería el TM Benidorm conseguía acercarse antes del final de la primera parte y colocar un 14-13 que podía hacer imaginar una buena lucha en la segunda parte.

Comenzó la segunda parte con esta misma igualdad con un Logroño aumentando rentas hasta los dos goles pero con los benidormenses luchando por no separarse, tanto fue así que en el minuto 9 de la segunda parte las tablas llegaron al marcador con el 16-16. Hasta aquí le llego la gasolina al TM Benidorm, ya que los propios errores y los aciertos de los riojanos hacían que se llegaran a los últimos 10 minutos con una ventaja local de 4 tantos y donde los visitantes solo habían marcado 2 goles en 13 minutos lo que hacía imposible conseguir los 2 puntos. El resultado final reflejaba lo visto en la pista y el 27-22 fue justo por méritos locales y deméritos visitantes. 

FICHA TÉCNICA

27 – Logroño La Rioja (14+13): Markelau (p), David Cadarso (4,3p), El Korchi (6), Preciado (2), Javi Rodríguez (4), Palomino (3), Rubiño (2), Ortiz (3), Javi García (2), Keita (1), Da Silva y Eduardo Cadarso.

22.- Benidorm: (13+9): Roberto Rodríguez (Samuel Ibáñez ); Vujovic (1), Bernatonis (4), Vainstein (3), Iker Serrano, Darío Moscariello (1), Santos (2); Barceló (2), Hernández (1), Sempere (2), Ramiro Martínez (2, 1p), Iván Rodríguez, Calle (4) y Nikcevic.