En el último viaje del Senior Femenino nos enfrentamos al duro compromiso de visitar a un equipo como Sabadell, clasificado a la fase de ascenso a Oro.

El partido comenzó con un 3-3 y un ritmo alto de juego propuesto por el equipo de casa, pero gracias a algunas imprecisiones en ataque y errores no forzados las locales se ponían rápidamente en ventaja.

Para llegar al descanso las rotaciones intentaban amortizar la dureza física del partido pero las catalanas mandaban 18-9.

En el segundo tiempo, como siempre ha hecho el equipo, las visitantes salieron a dar la cara y competir con mucha actitud, llegando a lograr parciales igualados durante todo el complemento.

El final fue 36-24 y, ya salvadas, el DHP espera el último partido en casa para finalizar la liga con una sonrisa.