El equipo benidormense ha caído por 28 a 27 frente al Cívitas BM. Guadalajara en un partido que ha dominado durante 45 minutos y queda eliminado de la presente edición de la Copa del Rey.

Buen inicio de partido para los de Fernando Latorre, que tras el intercambio inicial conseguían las primeras importantes ventajas, 6 a 11 en el minuto 17, con la aportación de Ramiro Martínez e Iván Rodríguez en ataque. Sin embargo, los alcarreños aprovecharían varias pérdidas benidormenses para intentar volver a meterse en partido y rebajarían la desventaja. Continuaría la misma dinámica para llegar al descanso con un 12 a 15.

La segunda parte se iniciaba de manera muy similar a la finalización del primer tiempo, y los locales, gracias a la aportación de su portería irían reduciendo su desventaja hasta lograr ponerse por delante, 20 a 19 en el minuto 45. En ese momento aparecía la precipitación y los errores en lanzamiento que daban alas a los locales y les permitía aumentar la ventaja a dos goles a falta de poco más de 5 minutos para la conclusión, 25 a 23. Loas ultimas acciones del partido eran un intercambio de golpes que beneficiaba a los locales y dejaba a los visitantes fuera de la competición.