Este sábado, el Balonmano Benidorm tiene una cita con la historia, y es que de conseguir imponerse al Viveros Herol BM. Nava, conseguiría asegurar la quinta plaza como mínimo, y con ello la clasificación para la EHF European League a falta de una jornada para finalizar el campeonato.

El rival llega con muchas necesidades ya que se encuentra en antepenúltima posición y seguro que pondrá las cosas muy difíciles. En su banquillo, al mando de todo, está un viejo conocido como Zupo Equisoain, que pese a tener una buena plantilla, no ha tenido nada de suerte con las lesiones, y de ahí la posición en la que se ven a estas alturas de la temporada. El equipo segoviano ha disputado dos partidos en el Palau de Benidorm, y en la temporada 19/20 consiguió imponerse por 21 a 23, mientras que el año pasado arranco un empate a 29.

El equipo benidormense afronta el encuentro con mucha ilusión y ha completado una semana muy intensa de trabajo para intentar conseguir dos puntos que marcarían un hito en la historia del club. Toda la plantilla se ha ejercitado con normalidad salvo José Mario Carrillo y Álvaro Ruiz, que serán baja para el sábado.

Fernando Latorre comentaba en la previa que: “Importantísimo partido, solo quedan dos, pero para nosotros este sí que es la final de las finales ya que ganar supondría competición europea y obtener mínimo la quinta plaza. El rival llega con mucha necesidad porque está en una situación muy peligrosa, pero nosotros solo tenemos que pensar en el importante e ilusionante objetivo y conseguir que los dos puntos se queden aquí”.

El partido se disputará este sábado a las 17:00 en el Palau d’Esports l’Illa de Benidorm y será dirigido por los colegiados andaluces Fernández Molina y Murillo Castro. Además, será retransmitido en directo a través de la aplicación de LaLigaSportsTV.

Por último, recordar que todos aquellos aficionados que acudan al partido con una camiseta azul para animar a nuestros jugadores, tendrán acceso gratuito.