En el día de ayer, algunos jugadores se encontraban indispuestos y fueron sometidos a pruebas de antígenos con resultado positivo.

Los jugadores afectados, y el resto de plantilla, han pasado a confinarse a la espera de las instrucciones de las autoridades sanitarias.

También se va a solicitar el aplazamiento al Comité de Competición de la Real Federación Española de Balonmano para el partido de este próximo sábado frente al Fraikin BM. Granollers.