El Balonmano finalmente no podrá viajar a Viena, Austria, para el partido de vuelta de la Ronda 2 de la European League por instrucciones de la Consellería de Sanidad de la Generalitat Valenciana.

A pesar de haber dado dos veces negativo en pruebas posteriores a los falsos positivos (una el mismo viernes y otra ayer sábado) las autoridades sanitarias de la Comunitat Valenciana han decidido que toda la plantilla debe cumplir cuarentena de 10 días.

El Club ha informado puntualmente a todas las autoridades en cada momento, especialmente a Sanidad, y se ha intentado hasta el último segundo la flexibilización de dicha postura debido a que son falsos positivos, como lo comprueban los dos siguientes exámenes en las que han dado negativo.

Incluso con la intervención de varias autoridades como el presidente de la Federación Española de Balonmano Francisco Blázquez, el presidente de la Liga Javier Tebas, el alcalde de Benidorm Toni Pérez y un largo etcétera no ha sido posible. Sanidad ha rechazado también la posibilidad de hacer un tercer test y permitir el viaje del equipo.

El Club Balonmano Benidorm  ha realizado hasta 8 pruebas de Covid 19 en el último mes, dando negativo en todas.

El Club se mantiene a la espera de lo que comunique la EHF en relación al partido de vuelta contra el Fivers.