El equipo de 1ª Nacional de balonmano Benidorm se enfrentaba a uno de los gallitos de la competición, un equipo confeccionado únicamente para intentar el ascenso de categoría, y eso se vio sobre la pista, donde los visitantes estuvieron siempre por delante en el marcador, dejando con pocas opciones a los nuestros.

Los primeros minutos fueron determinantes en el desarrollo del partido, y los robos defensivos de los visitantes, bien transformados en rápidos contraataques, ya definían el marcador con un 2 a 8 con tan solo diez minutos jugados. Un tiempo muerto sereno los nervios de los nuestros y tuvieron unos buenos minutos donde redujeron algo la desventaja, pero otro arreón visitante dio con un marcador al descanso de 9 a 17.

En la reanudación, los benidormenses tuvieron unos buenos minutos y lograron reducir mínimamente la desventaja, pero fue un espejismo, y el mayor fondo de banquillo de los visitantes dio con un resultado final de 26 a 35.

Hay que recuperar sensaciones y ponerse a trabajar para afrontar los partidos contra nuestros rivales directos, donde hay que luchar por ir logrando puntos.